Última hora

Última hora

Benedicto XVI no convence con su discurso en el Yad Vashem

Leyendo ahora:

Benedicto XVI no convence con su discurso en el Yad Vashem

Tamaño de texto Aa Aa

El Papa Benedicto XVI condena el antisemitismo y el revisionismo en el primer día de su visita a Israel.

Lo hizo en el museo Yad Vashem, donde se recuerda con la llama eterna la memoria de los 6 millones de judíos exterminados por los nazis. Un gesto simbólico, sin duda, encaminado a desactivar la crisis abierta entre el Vaticano e Israel por la decisión del Pontífice de reintregrar en enero al obispo negacionista del Holocausto, Richard Williamson. El discurso del Papa en el Yad Vashem ha sido apreciado por unos, como este superviviente de los campos de exterminio: “Es una buena cosa que un Papa de origen alemán se haya atrevido a venir aquí a honrar a las víctimas”. Aunque a otros les ha defraudado. Para el presidente del Yad Vashem, antiguo rabino jefe de Israel, Benedicto XVI se ha quedado corto: “Juan Pablo II habló de “judíos asesinados” en el Holocausto. Benedicto XVI ha dicho en su discurso que “murieron”, no que fueron asesinados, no es lo mismo. Además, tampoco ha mencionado quién los asesinó. Juan Pablo II lo dijo claramente, fueron los nazis. En el discurso del Papa los nazis no existen”. Israel Meir Lau también recrimina al Santo Padre que no haya citado la cifra de muertos, 6 millones según los cálculos del Yad Vashem. Antes de visitar el memorial de la Shoah en Jerusalén, Benedicto XVI defendió, a su llegada a Tel Aviv, la creación de un estado palestino al lado de Israel.