Última hora

Última hora

Entrar o vivir en Italia sin papeles será delito

Leyendo ahora:

Entrar o vivir en Italia sin papeles será delito

Tamaño de texto Aa Aa

Quien entra o vive en Italia sin papeles comete un delito.

Es la filosofía de la nueva política del gobierno Berlusconi en su lucha contra la inmigración irregular, que será penada con una multa que puede ir de 5.000 a 10.000 euros. La nueva ley recorta la estancia de los indocumentados en los centros de identificación y de expulsión de seis a dos meses. Además, pone precio a los trámites para obtener la ciudadanía: 200 euros. Por su parte, los ministerios de Interior y de Economía fijarán el del permiso de estancia entre 80 y 200 euros. Dos documentos indispensables para acceder a los edificios y servicios públicos sin los que los clandestinos se exponen a ser denunciados a las autoridades judiciales. Las madres en situación irregular no podrán inscribir a sus hijos en el registro civil y las que no tengan pasaporte no podrán reconocerlos, lo que posibilita la adopción del menor. En el punto de mira de la ley están también las personas que ayudan a los sin papeles. El texto prevé una pena de cárcel de hasta tres años a quien aloje o alquile un apartamento a inmigrantes indocumentados. Además, contempla la puesta en marcha de las controvertidas rondas ciudadanas para garantizar la seguridad en algunos barrios. Para participar es suficiente inscribirse en una lista, aunque tienen prioridad los antiguos miembros de la fuerzas del orden. Italia dedica ya muchos medios a luchar contra la inmigración clandestina: más de 500 guardacostas, y unidades de la marina patrullan permanentemente en el Canal de Sicilia sobre todo frente a la isla de Lampedusa, principal punto de llegada de los inmigrantes.