Última hora

Última hora

El Papa intenta, en el último minuto, romper el hielo con los judíos

Leyendo ahora:

El Papa intenta, en el último minuto, romper el hielo con los judíos

Tamaño de texto Aa Aa

A pie de avión tras una intensa semana de peregrinaje por Oriente Próximo, y ante el primer ministro y el presidente israelíes, Benedicto XVI ha intentado satisfacer a los judíos molestos con sus declaraciones anteriores denunciando con contundencia la barbarie del nazismo.

Ratzinger ha ha dicho que lo que ha visto ésta semana en el Memorial del Holocausto le ha recordado su visita al campo de concentración de Auswitz hace tres años. “Donde muchos judíos, madres, padres, maridos, esposas, hermanos, hermanas, amigos fueron brutalmente exterminados bajo un régimen sin Dios que propagó una ideología de antisemitismo y odio. Éste horroroso capítulo de la historia no debe ser olvidado o negado” decía el Pontífice. Gran parte de la comunidad judía criticó la poca firmeza con la que el Papa condenó el Holocausto durante su visita al monumento Yad Vashem el pasado lunes. Con su declaración en el aeropuerto de Tel Aviv, Benedicto XVI ha querido zanjar la polémica. Pero antes de volver al Vaticano, el Papa también ha querido subrayar una vez más la postura de la Santa Sede en el conflicto israelo-palestino, como hizo el miércoles en la localidad cisjordana de Belén y ha pedido que la solución de dos Estados “se convierta en una realidad y no siga siendo un sueño”, a la vez que pedía el fin del terrorismo y las guerras en Tierra Santa.