Última hora

Última hora

Moscú acoge la Eurovisión de todas las polémicas

Leyendo ahora:

Moscú acoge la Eurovisión de todas las polémicas

Tamaño de texto Aa Aa

Eurovision: un cóctel de música, lentejuelas y excentricidades con un presupuesto millonario que atrae a miles de telespectadores.

Pero el concurso que se celebra este año en Moscú tiene además fuertes implicaciones políticas y sociales. Para empezar porque Georgia, implicada en un conflicto con Rusia el pasado verano, se retiró de la competición después de que los organizadores le pidieran que cambiara las palabras de la canción por un juego de palabras contra Vladimir Putin. Los nacionalistas rusos han criticado también el hecho de que la cantante que representa a Rusia sea de Ucrania, otro país que mantiene relaciones tensas con Moscú. Pero la principal manzana de la discordia es el desfile del día del orgullo gay que en principio se iba a celebrar mañana. Algunos grupos, como el holandés De Toppers tomaron partido y condicionaron su participación a la celebración del desfile. “Queremos ser positivos señala uno de los cantantes “Shine” es el título de nuestra canción, queremos llevarla a Europa y a Rusia, la canción tiene un mensaje dedicado especialmente a Rusia que es: “Gente, respetaros los unos a los otros, no importa la religión, ni la raza, ni los orígenes ni la orientación sexual….a quién importa eso” Pero hay a quien sí importa. Tanto en 2006 como en 2007 el desfile anual del orgullo gay degeneró en enfrentamientos con los nacionalistas decididos a curar a los participantes a puñetazos. Hoy el verdicto del Alcalde de Moscú ha caído como un jarro de agua fría entre los organizadores: este año no habrá marcha. Los Toppers no podrán retirarse porque han sido eliminados antes. La participación de la cantante israelí Noa y la árabe Mira Awad representando a Israel también ha hecho correr ríos de tinta en el mundo árabe