Última hora

Última hora

El futuro de los tamiles, entre el paro y la diáspora

Leyendo ahora:

El futuro de los tamiles, entre el paro y la diáspora

Tamaño de texto Aa Aa

Sri Lanka: un país de 20 millones de habitantes en el que el presupuesto de la defensa representa el 4% del PIB. Un porcentaje que dice mucho sobre el peso que ha supuesto la guerra civil para la economía nacional.

Aunque las primeras muertes se remontan a 1972, la guerra se desencadenó oficialmente en 1983 y causó más de 70.000 víctimas, pero las tensiones entre la mayoría cingalesa y la minoría tamil vienen de lejos. Tras la independencia en el 48, los cingaleses, discriminados durante años por los colonos británicos impusieron su ley, su lengua y su religión. Los tamiles fueron sistemáticamente marginados. La contienda terminó por aislarles en las zonas controladas por la guerrilla en el norte y este del país. Eran los bastiones rebeldes donde los tigres pretendían fundar su Estado independiente. Hace tres años controlaban un tercio del territorio, pero pese a las tentativas de negociación, principalmente bajo la égida noruega y las declaraciones de compromsio evocando la posibilidad de un Estado federal, ninguna de las partes estaba dispuesta a ceder terreno. Por eso en 2005, a base de intimidaciones y amenazas, los separatistas favorecieron la elección de Rajapakse en detrimento de un moderado que abogaba por la reconciliación y la adopción de un sistema federal. Porque a lo largo de los años de lucha, los tigres se han radicalizado hasta convertirse en un movimiento dictatorial que decretó entre otras cosas el alistamiento obligatorio de los niños. Estigmatizada por el Gobierno por potencialmente peligrosa y utilizada como escudo humano por los tigres, la población civil sólo podía elegir entre el exilio o la lucha armada. Falta por saber que alternativas tendrá ahora, que la desmovilización podría disparar el porcentaje de paro. Los analistas consideran más que probable que la desaparición de los tigres empuje a los tamiles a la emigración, a unirse a una diáspora que no ha cesado de crecer en los últimos 20 años. El riesgo en ese caso es la radicalizacion de lo tamiles de la India y otros países.