Última hora

Última hora

Georgia: la revolución de los pañuelos blancos

Leyendo ahora:

Georgia: la revolución de los pañuelos blancos

Tamaño de texto Aa Aa

No asisten a un partido de fútbol, es el nuevo escenario elegido por la oposición georgiana que ha aprovechado el Día de la Independencia para volver a pedir al presidente que se vaya, con un particular gesto, agitando pañuelos blancos, símbolo del carácter pacífico de sus protestas.

Acusan al presidente de monopolizar el poder, despreciar a la Justicia y reprimer la prensa libre. “Es un día muy importante que ha impulsado a mucha gente a venir aquí. Esperan que se produzcan cambios en este país, y los obtendremos pronto”, asegura la líder opositora, Nino Burjanadze, y antigua aliada de Mijaíl Saakashvili. El presidente ha anulado la parada militar restablecida tras la independencia en 1991 para evitar un encontronazo con la oposición. Saakashvili ha presidido una ceremonia en honor a los soldados caídos durante la guerra con Rusia el año pasado. “Esos hombres murieron pero han hecho posible nuestro futuro, por ello debemos seguir trabajando juntos. !Larga vida a la independencia de Georgia!, !larga vida a nuestra lucha por un futuro mejor!, os prometo que ganaremos esta lucha”, proclamó Saakashvili en un discurso con el que tendió, de manera alegórica, la mano a la oposición. El jefe del Estado ha prometido cambios en el gobierno para apaciguar la tensión reinante desde el mes de abril, pero la oposición, consciente del apoyo creciente cosechado en la capital, se niega a negociar, una apuesta arriesgada ya que la mayoría de la población, afectada por la crisis económica, pide mayor flexibilidad a ambas partes.