Última hora

Última hora

Dos diputadas británicas renuncian salpicadas por la crisis de los gastos públicos

Leyendo ahora:

Dos diputadas británicas renuncian salpicadas por la crisis de los gastos públicos

Tamaño de texto Aa Aa

Los casos de corrupción siguen provocando bajas en la Cámara de los Comunes británica, ante la atenta mirada de los medios de comunicación.

La diputada conservadora, Julie Kirkbride, ha anunciado que no concurrirá a las próximas elecciones legislativas. Acusada de haber cobrado cerca de 60.000 euros de dinero público para extender su propiedad, sigue así los pasos de su esposo y correligionario, Andrew Mackay, también acusado de corrupción. “Hemos hablado de ello. Ella se siente bajo una enorme presión y ha decidido abandonar el Parlamento y renunciar a una próxima reelección. Por supuesto respeto su decisión”, declaraba el líder conservador, David Cameron, quien reclama un adelanto de las elecciones. La crisis de los gastos públicos que ya ha provocado la renuncia de once parlamentarios no conoce de partidos políticos. La diputada laborista Margaret Moran, acusada de haber cobrado unos 25.000 euros para arreglar su segunda residencia, también ha anunciado que renunciará al cargo. Una purga parlamentaria que lleva semanas llenando las portadas y despertando la indignación de los británicos.