Última hora

Última hora

Seis horas de reunión que han despejado el futuro de la automovilística Opel

Leyendo ahora:

Seis horas de reunión que han despejado el futuro de la automovilística Opel

Tamaño de texto Aa Aa

Tras recibir el visto bueno del gobierno alemán, el fabricante de componentes austro-canadiende Magna entrará definitivamente en el capital de Opel.

Acaban así 80 años de unión entre la estadounidense General Motors, al borde de la quiebra, y su filial europea Opel. “Les puedo decir que la solución que se ha encontrado busca mantener abierto Opel-declaraba a los medios el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück- El nuevo inversor necesita ahora encargarse de la financiación. Pero todo las personas que hemos consultado nos confirman que esta compañía fabrica coches excelentes para las perspectivas mundiales del sector” Desde Magna se ha querido enviar un mensaje tranquilizador para los 52.000 empleados de Opel. “Quiero remarcar que mantendremos todas las fábricas de Alemania y que en las próximas semanas abriremos conversaciones con el resto de países con bases de Opel- declaraba Siegfried Wolf-Confío en que encontraremos soluciones para mantener los empleos” Berlín ha puesto 1.500 millones de euros de tope a los avales que está dispuesto a conceder hasta que la nueva empresa pueda valerse por si misma. Aunque aún quedan detalles por cerrar, está previsto que el acuerdo sea formalmente firmado en el plazo de cinco semanas.