Última hora

Última hora

General Motors se declara en suspensión de pagos

Leyendo ahora:

General Motors se declara en suspensión de pagos

Tamaño de texto Aa Aa

El grupo de automoción estadounidense se acoge al capítulo 11 de la ley de quiebras, que protege a la firma de sus acreedores, antes de reorganizarse bajo la tutela del estado.

Pero la mayor bancarrota industrial de Estados Unidos había sido orquestada desde hace meses por la propia administración Obama deseosa de tratar de salvar una empresa que ya había dejado de ser viable el año pasado. El presidente de Estados Unidos: “El trabajo con General Motors y sus accionistas ha dado como resultado un plan perfectamente viable que dará a esta emblemática empresa americana una oportunidad para resurgir. Es un plan adaptado a las realidades del mercado. Un plan destinado a alcanzar la rentabilidad, incluso en el caso de que la recuperación de la economía tarde más de lo esperado.” La suspensión de pagos abre la vía a una draconiana reestructuración, en la que Washington rematará los activos no rentables, eliminando 4 marcas, cerrando 14 fábricas y eliminando más de 20.000 empleos. La nueva General Motors tendrá titularidad pública, mientras el 30% de su capital será controlado por sus obreros y sus acreedores. Cuando regrese al mercado, será más pequeña y se volcará en fabricar vehículos eficientes y baratos. Para ello contará con una inyección de 30.000 millones de dólares adicionales de Washington, una suma difícil de recuperar, porque no se sabe sabe si la clientela volverá a comprar GM. “Es el fin de una época, dice este cliente, pero creo que también es el comienzo de otra, porque vamos a ver una nueva etapa en el sector del automóvil. Croe que lo que ha pasado a General Motors es positivo.” Empieza una carrera despiadada para los nuevos administradores públicos de General Motors, porque mientras continúe la reestructuración, que puede durar todo el verano, sus rivales sobre todo asiáticos aprovecharán para arrancar a este coloso en cuarentena la poca cuota de mercado que le quedaba.