Última hora

Última hora

Gordon Brown trata de evitar la humillación en las urnas

Leyendo ahora:

Gordon Brown trata de evitar la humillación en las urnas

Tamaño de texto Aa Aa

Una huída hacia adelante.

El Primer ministro británico, a tres días de las elecciones europeas y municipales en el Reino Unido, trata de limitar al máximo los daños. Brown no piensa dimitir por el escándalo de los abusos en los gastos oficiales, ni va a adelantar las elecciones si los Laboristas se dan el batacazo que les auguran los pronósticos el 4 de junio. El que si puede irse, en cambio, es el ministro de Finanzas, Alistar Darling. Los rumores sobre su dimisión son cada vez más insistentes. Si Brown se ve obligado a soltar lastre del Gobierno, Darling por su implicación en el escándalo de derroche parece el primero de la lista. Brown promete, además, hacer una limpieza a fondo del sistema político nacional. Algo que llega muy tarde para el líder de los Liberales-Demócratas. “ La gente ya no le cree”, asegura. Según los pronósticos, los Laboristas avanzan hacia la humillación en las urnas. Podrían quedar los terceros. Así que, puestos a limitar daños, el Premier británico trata de poner vendas en la herida más evidente. Jura que redactará un código de conducta de los diputados, mucho más severo que el actual.