Última hora

Última hora

Los británicos, más euroescépticos que nunca

Leyendo ahora:

Los británicos, más euroescépticos que nunca

Tamaño de texto Aa Aa

Los británicos contemplan las elecciones europeas con una mezcla de desilusión y desconfianza hacia los principales partidos. El escándalo de los gastos oficiales ha cubierto de verguenza al gobierno y tanto los políticos como los electores se muestran más escépticos y más ajenos que nunca a los problemas europeos.

“Creo que se han comportado de una forma vergonzosa, señala esta londinense y cuanto antes dimitan y designen a un nuevo gobierno mejor será. Por eso las elecciones europeas no están entre mis principales preocupaciones y no votaré.” Hay quienes no irán a votar, tradicionalmente muy numerosos pero que este año podrían serlo aún más, y quienes optan por emitir un voto de protesta, como señala Rodney Barker, profesor de economía: “Eso podría conducir a una abstención mayor de lo normal. Por otra parte, la gente también podría decir: “Ahora van a ver, voy a votar por la oposición o por los Liberales demócratas o posiblemente por alguna formación pequeña, porque precisamente porque son pequeñas y no tienen éxito electoral pueden ser percibidas erroneamente como diferentes de las demás” En esta deserción de los colegios electorales vinculada al escándalo de los gastos, la Unión Europea se ha convertido en el chivo expiatorio. Y a río revuelto, ganancia de los partidos abiertamente antieuropeos como el Partido de extrema derecha BNP o el Partido por la Independencia del Reino Unido. Es el caso de esta electora: “Bueno, voy a dar una oportunidad a la UKIP, porque estoy muy decepcionada aunque siempre había apoyado a los conservadores” Aunque Europa no tiene nada que ver con el escándalo de los gastos oficiales podría pagar los platos rotos por un curioso efecto dominó: “Bueno, si quienes tienen poder en Europa se consideran por encima del gobierno nacional y además están en un lugar considerado extranjero, Europa, Bruselas, entonces es previsible que el escepticismo vaya a aumentar” En el Reino Unido, los mitos sobre las injerencias de Bruselas en la vida política nacional siguen pesando mucho y la crisis no ha cambiado la opinión de los euroescépticos. “Votaré, confirma esta tendera pero lo que yo creo es que deberíamos salirnos de Europa, valernos por nosotros mismos, porque estoy harta de oir las barbaridades que Europa está haciendo con nosotros” Los británicos votan el cuatro de junio. En 2004 la abstención fue del 61%. Todo indica que este año podría rondar el 70% . Otro revés para la construcción europea.