Última hora

Última hora

El glamour y los partidos atípicos también tienen cita con las europeas

Leyendo ahora:

El glamour y los partidos atípicos también tienen cita con las europeas

Tamaño de texto Aa Aa

Elena Basescu, ventinueve años, modelo en sus ratos libres e hija menor del presidente rumano es cabeza de la lista la EBA, un acrónimo de su nombre.

En Italia, el príncipe Manuél Filiberto de Saboya casado con la actriz francesa Clotilde Courau, es número uno de la UDC, la lista de centro democristiana en la región noroeste. Y de la sangre azul al “comunismo hormonal”, como él mismo lo define, de José Saramago. A sus ochenta y seis años, el premio Nobel de Literatura portugués se presenta por segunda vez a las europeas por una lista ecológica y comunista. En Alemania, Gabriele Pauli, cabeza de lista del “Partido de los Electores Libres” en Baviera pone pimienta a la campaña. Esta tránsfuga de la CDU, divorciada, posó en 2007 con guantes largos de látex y defiende que el matrimonio caduque a los siete años. En Suecia, los electores no pierden de vista al “Partido de los Piratas” una formación que defiende las libertades individuales y denuncia la intrusión del Estado en la vida privada y sobre todo en internet. Podrían ganar un escaño en el Europarlamento. Con menos visos de lograrlo, pero no menos empeño, la vegetariana holandesa que lidera el “Partido por los Animales” ha prometido a sus electores que si la eligen será el piojo del abrigo de piel del Parlamento Europeo