Última hora

Última hora

Europa vota menos y sin ganas

Leyendo ahora:

Europa vota menos y sin ganas

Tamaño de texto Aa Aa

El denominador común en estas elecciones al Parlamento Europeo ha sido, sin lugar a dudas, la desafección de un electorado al que la “cosa europea” no ha conseguido movilizar como en otras ocasiones.
 
Apenas el 43,09% de 372 millones de electores llamados a las urnas en los veintisiete países que conforman la Unión Europea han ido a depositar sus papeletas en las urnas para elegir a sus eurodiputados.
 
La participación ha sido muy desigual entre los Estados miembro, oscila entre porcentajes superiores al 90% en países donde el voto es obligatorio, como en Bélgica, y otros que en los que no alcanza ni el 20%, como es el caso de Eslovaquia.
 
La mayoría de los países de Europa del Este no alcanzan la media europea: Eslovaquia, 19,64%; Rumanía, 27,21%; Bulgaria, 37%; Polonia,27,4%; Eslovenia, 28,2%; República Checa, 27,84%. Respecto a los países bálticos, sólo Lituania se ha salido de la tangente con el 20,88% de participación. Letonia se sitúa entre los mejores alumnos con el 53,06% y Estonia sobrepasa, ligeramente, la media con el 43,2% de participación.
 
 
En los dos países mayores de la Unión, Alemania y Francia, los porcentajes de abstención han seguido la tendencia a la baja de los últimos comicios. En Alemania, la participación ha aumentado ligeramente pasando del 43% en 2004, al 43,3%, mientras que en Francia ha bajado del 42,8% al 40,5%.
 
Los italianos han sido los ciudadanos europeos que más han votado, el 66,46%, si dejamos a un lado a los que han tenido que acudir a las urnas por obligación, como los belgas (85,86%) y los luxemburgueses (91%), (ambos con sanción incluida), chipriotas (59,4%) y griegos (52%).
 
Los países que han registrado el menor porcentaje de participación han sido Polonia (27,4%), República Checa (27,84%), Lituania(20,88%), Eslovenia (28,2%), Eslovaquia (19,64%) y Rumania (27,21%).