Última hora

Última hora

La extrema derecha aspira a formar un grupo en la Eurocámara

Leyendo ahora:

La extrema derecha aspira a formar un grupo en la Eurocámara

Tamaño de texto Aa Aa

Los resultados de las elecciones en Holanda, publicadas el jueves a pesar de las reglas comunitarias, fueron el preludio de una tendencia europea: el avance de la extrema derecha. 
 
El partido ultraderechista y anti-Islam de Geert Wilders se ha convertido en la segunda fuerza del país, con el 17% de los votos, sacudiendo el mapa político holandés. 
 
En Austria, los lemas contra el islam, las proclamas antisemitas y la crítica radical contra Bruselas del Partido Liberal ha calado en el electorado que le ha dado casi el 14% de los votos.
 
En el Reino Unido, los dos escaños logrados en la Eurocámara por el ultraderechista Partido Nacionalista Británico ha alarmado a laboristas y conservadores.
 
Una subida espectacular logró el ultranacionalista Partido Popular Danés, que
pasó del 6,8 al 15,3% de los votos y logró dos escaños.
 
En los países de Europa del Este, el avance de la extrema derecha ha sido incluso más evidente.
 
El partido húngaro Jobbik, Movimiento por una Hungría Mejor, conocido por su discurso xenófobo contra la minoría gitana, ha logrado entrar por primera vez en el Parlamento donde contará con tres escaños.
 
El Rumanía, el ultraderechista Partido para una Gran Rumanía de Vadim Tudor, acusado por sus detractores de xenófobo, se ha hecho con el 7,2% de los votos. Estará representado en Estrasburgo por dos eurodiputados.  
 
La extrema derecha eslovaca también estará presente en el nuevo Parlamento Europeo al conseguir el Partido Nacional Eslovaco (SNS) un 5,55% y lograr así un escaño. Eslovaquia ha tenido la tasa de participación más baja de la EU.
  
En Letonia (ocho eurodiputados), el gran triunfador ha sido el Centro de Concordia, un partido rusófono en el que han encontrado refugio los miembros de esa minoría, alrededor de la tercera parte de la población, que hasta ahora se han sentido como ciudadanos de segunda en el país que se independizó de la URSS en 1991.
Alfred Rubiks, su líder, se opuso a la separación de la Unión Soviética y ahora se sentará en la Eurocámara, al haber obtenido un diputado por haber acaparado el 9% de los votos.