Última hora

Última hora

Gordon Brown sobrevive al varapalo electoral

Leyendo ahora:

Gordon Brown sobrevive al varapalo electoral

Tamaño de texto Aa Aa

Los resultados de las elecciones europeas relegaron el domingo a los laboristas a un humillante tercer puesto con el 15 por ciento de los votos, aún así el primer minsitro británico ha conseguido que la mayoría de sus correligionarios cierren filas entorno a su liderazgo.

La mayoría, pero no todos, pues el lunes la secretaria de Medio Ambiente, Jane Kennedy, anunció su dimisión. Una nueva dimisión que se suma a la retahíla de despedidas de la semana pasada. La ya ex secretaria de Estado de Medio Ambiente, Jane Kennedy ha afirmado en una entrevista que “cuando uno sabe que no es capaz de decir con la mano en el corazón que Gordon Brown es la persona idónea para dirigir el partido laborista, sabe que se tiene que irse del gobierno”. El parido conservador de Cameron, principal fuerza de la oposición ha sido el gran vencedor de los comicios al Parlamento Europea con el 29% de las papeletas. El líder tory ha aprovechado el varapalo electoral para hurgar en la herida laborista con duras e irónicas palabras. Cameron ha llegado a decir que Gordon Brown “no puede remodelar su gobierno” y sus detractores “no parecen capaces de organizar un golpe” que desbanque a su líder, se entiende. “Están unidos en una especie de lenta danza de muerte política fatal para nuestro país”, ha concluido el líder conservador. El euroescéptico partido Ukip de Nigel Farrage, que ha robado la segunda posición a los laboristas en estos comicios con el 17% de los sufragios, también ha aprovechado el descalabro para intentar enterrar políticamente al premier británico. Farrage ha reflexionado sobre la derrota laboralista diciendo que “la humillación de Brown es tal que espero que ahora que el Ukip le ha dado el golpe de gracia sea más fácil conseguir el apoyo de los diputados para deshacernos de él”. A pesar de la humillante derrota y de las voces opositoras que piden su dimisión, por ahora Brown sigue al frente de Downing Street.