Última hora

Última hora

Irán se vuelca en las urnas para decidir el rumbo de la Revolución Islámica

Leyendo ahora:

Irán se vuelca en las urnas para decidir el rumbo de la Revolución Islámica

Tamaño de texto Aa Aa

Irán se ha volcado en las urnas este viernes para decidir la suerte de Mahmud Ahmadineyad y el rumbo político del régimen teocrático. Tal es así, que el cierre de los colegios electorales se ha tenido que retrasar varias horas. Se estima que 3 de cada 4 electores (hay 46 millones en Irán) han participado en las elecciones presidenciales, que se presentan como un duelo entre el continuismo de la línea dura del mandatario ultraconservador y el reformismo que para muchos encarna su principal rival, Mir Hussein Musavi.

Fiel a su credo populista, Ahmadineyad se ha dado un baño de masas en uno de los barrios pobres de Teherán en los que sigue calando hondo su discurso contra la corrupción. El único político capaz de hacerle sombra, el pragmático Mir Hussein Musavi, centra sus esperanzas de victoria en el voto de los jóvenes, las mujeres y buena parte de la población instruida. Sin embargo, hay quien teme que el ala dura del régimen intervenga para favorecer a Ahmadineyad. “He prometido a la gente que se respetará su voto afirmaba Musavi ante la prensa poco después de votar. Estaremos alerta. Pedimos a la comisión electoral que mantenga las urnas a salvo”. Aunque hay 4 candidatos en liza, sólo Ahmadineyad y Musavi cuentan con posibilidades reales de éxito. Si ninguno obtiene más del 50% de los votos, se celebrará una segunda vuelta el viernes de la semana que viene. Gane quien gane, el verdadero poder en asuntos clave como la política nuclear o de defensa seguirá en manos de los ayatolás.