Última hora

Última hora

Los periodistas extranjeros tienen cada vez más problemas para hacer su trabajo en Irán

Leyendo ahora:

Los periodistas extranjeros tienen cada vez más problemas para hacer su trabajo en Irán

Tamaño de texto Aa Aa

Ayer el presentador del informativo de la televisión suizo alemana anunciaba problemas en la conexión con Teherán. La conexión se interrumpía, la imagen no llegaba y el sonido dejaba bastante que desear.

Otros medios extranjeros denuncian la detención de sus equipos e incluso expulsiones del país. Muchas televisiones tienen que recurrir a conexiones telefónicas con corresponsales de otros medios como la suiza TSR: “tenemos con nosotros a Alexandra Szacka. Buenos días. Usted es periodista de Radio Canadá. Ya no quedan muchos periodistas extranjeros para cubrir los acontecimientos en Irán. (…) A los periodistas extranjeros les han prohibido ir a las manifestaciones”. La corresponsal de TVE adelantaba otra hipótesis: la de que los visados de los periodistas están a punto de expirar y es quizá la fórmula que espera utilizar Teherán para echar a los últimos periodistas presentes en el país. “De todas formas, ya no podemos salir con las cámaras a ningún sitio”, aseguraba en una conexión en directo. Como no pueden rodar sus propias imágenes, los periodistas emiten las que les proporcionan los testigos en el terreno, como señalaba hoy la corresponsal de la cadena italiana Rai 3 en su informativo. “Tenemos un vídeo que nos han dado los estudiantes que estaban ayer en la plaza Azadí. En el se ve el momento en el que desde el cuartel de los basidje se dispara contra la multitud y se produce la primera muerte”. Vídeo que fue emitido, pese a la falta de nitidez de la imagen.