Última hora

Última hora

Los iraníes residentes en el extranjero se suman a las protestas

Leyendo ahora:

Los iraníes residentes en el extranjero se suman a las protestas

Tamaño de texto Aa Aa

Más verde que nunca, en el partido celebrado ayer en Seúl, clasificatorio para la Copa del Mundo 2010, hasta los jugadores de la selección iraní llevaban pulseras de este color. Que además de ser uno de los colores de la bandera de Irán, es el de los seguidores del opositor Mir Husein Musaví.

Y también vestidos de verde, con carteles similares a los que se pueden ver estos días en Teherán, a las puertas del estadio una iraní aseguraba que “la gente se ha estado callada durante treinta años. Nadie les ha escuchado. Pero que ha llegado la hora de que la voz del pueblo iraní llegue a todo el mundo”. También alrededor de un centenar de estudiantes iraníes en Suiza se manifestaron ayer frente al Palacio de Naciones de la ONU contra la reciente ola de violencia en Irán que ha seguido a las protestas de la oposición. “Estamos aquí para protestar contra la represión del pueblo iraní, de nuestros estudiantes. Yo no soy ni partidaria de Ahmadineyad ni de Musaví, sólo quiero protestar por la represión”, dice una de las manifestantes. La misma escena tenía lugar en el centro de Roma. Refugiados iraníes en Italia se manifestaban contra los resultados de las elecciones presidenciales en su país y la reelección de Ahmadineyad, al que en sus pancartas tachan de “dictador” y de “asesino”. “Ahmadineyad no nos representa. Es un integrista islámico. Irán es un país islámico, pero no extremista. Los iraníes que viven en mi país son como los que estamos aquí, no somos integristas”, dice una joven iraní en perfecto italiano.