Última hora

Última hora

La crisis política que vive Irán pone a prueba la política exterior estadounidense

Leyendo ahora:

La crisis política que vive Irán pone a prueba la política exterior estadounidense

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno de Barack Obama ha optado por la prudencia, evitando tomar partido en la disputa electoral.

El presidente estadounidense se ha limitado a pedir al gobierno iraní que detenga la violencia contra su pueblo. Una estrategia que comparte este especialista en Irán. “Sus declaraciones son útiles porque si va demasiado lejos los iraníes le acusarán de interferir en sus asuntos- explicaba Rasool Nafisi- Y también, la oposición puede pensar que vamos a ir a ayudarles, algo que en realidad no va a pasar” Pero no todos comparten esta visión. La postura adoptada por Obama ha despertado las críticas de prominentes senadores republicanos como John McCain que piden un pronunciamiento más explícito. “No defiendo que se envíen armas o que se fomente la violencia- declaraba McCain- Lo único que digo es que Estados Unidos es una referencia moral en el mundo” A pesar de la prudencia por la que ha optado Barack Obama, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha exigido a Estados Unidos que deje de interferir en los asuntos internos de Irán.