Última hora

Última hora

Un robot de compañía

Leyendo ahora:

Un robot de compañía

Tamaño de texto Aa Aa

Parece una vivienda normal, pero algunos de sus inquilinos no son humanos.“Bienvenidos a la casa robotizada de la Universidad de Hertfordshire. ¿Le apetece un bollo? El café está preparado, acompáñeme”, nos dice un robot con su voz metálica.

Este robot de compañía forma parte de un proyecto europeo para crear interactividad, entre la máquina y el hombre. “Nuestro objetivo es desarrollar robots para el hogar que puedan vivir en una casa, hablar, convivir con las personas de una manera adecuada y crear un clima en el que sean capaces de asumir ciertas tareas”, según la profesora Kerstin Dautenhahn. Se trata del primer experimento mundial para comprobar cómo reaccionamos ante un robot de compañía, cuando este se trasforma en un medio virtual como una pantalla de ordenador o un teléfono móvil. En este caso, hay un intercambio de información entre las máquinas y el robot, un robot principal que puede tener ayudantes. “La idea es que uno tenga varias máquinas, varios robots en casa pero solo uno de compañía, uno que sea nuestro contacto. Para hablar, para interactuar con nosotros, pero el resto de máquinas tienen que tener diversas capacidades”, precisa Dautenhahn. Es la primera etapa de un proyecto a cuatro años vista, pensando que los robots de compañía podrán tener su papel para ayudar a los humanos en un entorno doméstico. “Viendo a las personas que padecen demencia senil, podemos usar el robot para recordarles qué han hecho antes, refrescando su memoria y cosas de este tipo. También potenciar su capacidad física porque en la tercera edad uno no quiere alguien a su alrededor todo el tiempo, pero sí que necesita a veces, alguien que te eche una mano, que pueda traer una taza, por ejemplo”, opina el doctor Kheng Lee Koay. La Universidad de Hertfordshire trabaja con otros colaboradores para lograr que las relaciones entre robots y humanos sean cada vez mejores. Y es que nunca viene mal una ayuda en la cocina, aunque sea la de una máquina.