Última hora

Última hora

Olivier Blanchard, economista jefe del FMI: "No es el momento de retirar el estímulo fiscal"

Leyendo ahora:

Olivier Blanchard, economista jefe del FMI: "No es el momento de retirar el estímulo fiscal"

Tamaño de texto Aa Aa

Probablemente nadie en el mundo dispone ahora mismo de más información económica para gestionar la crisis. Esto le convierte en toda una personalidad de referencia. Olivier Blanchard, economista jefe del Fondo Monetario Internacional, ha hablado con Euronews sobre el panorama financiero mundial.

Nacido en Francia, ha desarrollado toda su carrera profesional en Estados Unidos. Ha trabajado con las instituciones más prestigiosas del mundo en el ámbito de la investigación, como el Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT, y la Universidad de Harvard. Hoy, con la sabiduría de la experiencia, aconseja tener paciencia. euronews: Recientemente hemos advertido señales de que la crisis económica ha tocado fondo. ¿Se está produciendo de verdad una recuperación sostenida? Y en ese caso, ¿a qué ritmo, y con qué plazos? Blanchard: En primer lugar, hemos evitado que pasase lo peor, y eso son muy buenas noticias. En segundo lugar, los datos han sido extremadamente negativos en el último trimestre de 2008 y el primero de 2009. Esto ya no vamos a volver a verlo. Pero probablemente sí asistamos todavía a un crecimiento negativo en el segundo trimestre y quizá también en el tercero, en los países desarrollados. Entonces, se volverá positivo, cercano a cero. Y el año que viene, será mayor. En tercer lugar, necesitamos empezar a construir sobre estas bases, y ésta es la parte de “recuperación”. En esta fase no creo que se produzca una recuperación fuerte, pero quizá hayamos vuelto a la senda de la estabilidad en un plazo de tres o cinco años. Va a llevar tiempo. euronews: Los mercados financieros siguen preocupados por que el enorme gasto de los gobiernos y las inyecciones de liquidez de los bancos centrales, especialmente en Estados Unidos, puedan disparar la inflación y ahogar cualquier indicio de recuperación. ¿Comparte usted estas preocupaciones? Blanchard: Los bancos centrales han visto aumentar enormemente su balance. Ha sido así porque han comprado activos que los inversores privados no querían comprar. Pero creo que cuando empiece la recuperación, los inversores privados sí querrán comprarlos y los bancos centrales podrán volver a vendérselos. Así que la inflación no me preocupa demasiado. Creo que es en la parte fiscal donde los gobiernos afrontan un desafío verdaderamente complicado. Lo que no deberían hacer es detener ahora los estímulos fiscales. Porque si dejan de impulsar la demanda privada ahora que ésta es aún muy débil, probablemente no veamos la recuperación. Así que los estímulos fiscales son necesarios al menos este año, quizá también el que viene o incluso el año siguiente. euronews: Un problema especialmente peliagudo en Europa es el desempleo. Lo normal es que las cosas en el mercado laboral mejoren cuando la economía en general repunta. ¿Cómo ve ahora mismo esta situación? ¿Existe el riesgo de que Europa se enfrente a una alta tasa de paro sostenida? Blanchard: Es exactamente como usted dice. Que el crecimiento llegue a ser positivo, no basta para reducir el paro. El crecimiento debe ser mayor de lo normal. Eso va a llevar tiempo, ocurrirá a finales de 2010, más o menos. Hasta entonces, el desempleo aumentará y a partir de ahí, hace falta un crecimiento mayor de lo normal para reducir el paro. Así que en el mejor de los casos, en Europa habrá un desempleo en aumento durante algún tiempo, probablemente otro año y medio. La cuestión es cómo hacer que disminuya. Y hay dos claves: la demanda tiene que ser suficiente, pero también el mercado laboral debe responder. euronews: La alta tasa de paro perjudica al consumo y a las perspectivas de crecimiento. Por eso muchos gobiernos de todo el mundo han puesto en marcha importantes planes de reactivación. ¿Cuál es su diagnóstico de la situación? ¿Es el momento de insistir con políticas monetarias y fiscales más estrictas, o ha llegado el momento de relajar la presión? Blanchard: No cabe duda de que éste no es el momento de retirar el estímulo fiscal o de empezar a aumentar los tipos de interés. La economía es muy débil, y también lo es la demanda privada. Los consumidores no tienen ganas de gastar. Y las empresas no tienen ganas de invertir. Así que eliminando el estímulo, se impide la recuperación. Es absolutamente esencial en este momento seguir adelante con la política monetaria y fiscal del año pasado. euronews: Un riesgo para la recuperación es el alto precio del petróleo, que podría aumentar el riesgo de un escenario de alta inflación y crecimiento económico lento. ¿Hasta que punto es real ese peligro? Blanchard: Complica un poco la recuperación, aunque no creo que llegue a impedirla. Me parece que hemos asistido a un incremento no justificado del precio del petróleo. Ante este panorama, uno espera que las cosas se arreglen. No creo que el precio del crudo suba mucho más allá de los 70 dólares por barril. Si se quedasen en ese entorno, sería un precio justo, y compatible con la recuperación. euronews: Sobre la regulación de los mercados financieros… No es que el sistema vaya a ser perfecto, pero sí que veremos sin duda más transparencia, más responsabilidad y más estabilidad. Pero parece que hay desacuerdos en el seno del G20 y el G8 sobre el calado de la regulación. ¿Qué podemos esperar cuando las aguas vuelvan a su cauce? Blanchard: Eso no lo sabemos muy bien… No sólo porque no estamos seguros del tipo de regulación que necesitamos, sino también porque no sabemos con qué tipo de sistema financiero nos encontraremos. El sistema financiero que tengamos depende en parte del tipo de regulación. Así que hay algunos principios. Por ejemplo: que no se puede regular sólo una parte del sistema financiero. Hay que mirar el sistema en su conjunto, y sus riesgos… lo que implica prestar atención, si no regular, un amplio elenco de actores diferentes. A mi juicio ése es el principio básico. Sé que a pesar de cualquier regulación, echaremos algo en falta, y surgirán otras cosas. Pero esperemos que no sean de la magnitud de lo que hemos visto. euronews: Una última pregunta: Durante la crisis, el FMI se ha enfrentado a muchos cambios. El G20 prometió triplicar la capacidad de conceder préstamos, el FMI se prepara para vender bonos por primera vez en su historia. Así que en conjunto, parece que la institución se ha dotado de nuevas armas. ¿Cómo afronta usted el futuro papel y la futura influencia del FMI? Blanchard: Creo que el Fondo desempeñará un papel importante, si es capaz de tener bajo control los riesgos del sistema. Y no sólo los de naturaleza financiera, que están en el origen de esta crisis, sino de todo tipo. Tiene que estar vigilante. Está en una posición única para observar lo que pasa en el mundo, disponemos de información que no tiene a su alcance nadie más. Ése tiene que ser nuestro papel, estar preparados para conceder préstamos si hace falta. Si lo conseguimos, seremos importantes no sólo en la crisis, donde ya lo hemos sido, sino también en los próximos 10, 20 o 30 años. Ése es nuestro objetivo.