Última hora

Última hora

Las tropas estadounidenses en Irak comienzan a pasar a segundo plano

Leyendo ahora:

Las tropas estadounidenses en Irak comienzan a pasar a segundo plano

Tamaño de texto Aa Aa

Las tropas estadounidenses no patrullarán más por las ciudades iraquíes. A partir de ahora, son jurisdicción exclusiva de las fuerzas del orden nacionales, que paradójicamente visten casi el mismo uniforme que los GI, con los que han trabajado durante largos meses.
 
Los 131.000 soldados americanos desplazados en Irak se retiran este martes de los centros urbanos y progresivamente desaparecerán del resto del país. En enero de 2010, fecha de las parlamentarias iraquíes, sólo quedarán 128.000 efectivos, que se reducirán a 50.000 meses más tarde, para que a finales de 2011 se haya completado la retirada.
 
Las últimas tropas de combate saldrán del país en agosto de 2010. Y a partir de ese momento, sólo permanecerán en suelo iraquí 50.000, como explicaba el pasado mes de febrero Barack Obama.

“Conservaremos una fuerza de transición que desempeñará tres funciones: Entrenará, equipará y asesorará a las fuerzas de seguridad iraquíes, siempre y cuando é stas no sean sectarias. Dirigirá las operaciones anti-terroristas. Y protegerá nuestras actividades civiles y militares en el país”, dijo.
 
Para garantizar la seguridad en las calles, el gobierno iraquí se servirá de 750.000 hombres: medio millón de policías y 250.000 soldados.
 
Según el acuerdo de seguridad firmado en noviembre entre Bagdad y Washington, el ejército estadounidense debe permanecer acantonado en sus bases. Para intervenir tendrá que pedir autorización al Gobierno iraquí, lo que supone un cambio radical en su funcionamiento desde que las tropas llegaron al país, en 2003.
 
A día de hoy, la guerra y la posguerra han dejado más de 4.000 muertos en el ejército estadounidense, casi 1.900 en las filas iraquíes y alrededor de 100.000 víctimas civiles.

Para desempeñar sus funciones, las fuerzas de seguridad iraquíes heredarán además las bases estadounidenses y el material que emplean los marines, incluyendo 8.500 vehículos humvee, de los cuales 5.000 ya han sido entregados.