Última hora

Última hora

Muchas ambiciones, poco tiempo y trabas institucionales tras la puerta de la presidencia sueca de la UE

Leyendo ahora:

Muchas ambiciones, poco tiempo y trabas institucionales tras la puerta de la presidencia sueca de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Suecia inaugura su mandato con una ceremonia presidida por el rey Carlos Gustavo y en presencia del gobierno local y de la Comisión Europea.
 
Estocolmo toma las riendas de los 27 con una crisis institucional y económica como herencia. A corto plazo, el joven primer ministro depende de la ratificación del Tratado de Lisboa y de la confirmación de José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión Europea. Un fracaso echaría por tierra el resto de sus ambiciones.
 
“Los desafíos a los que tiene que hacer frente esta presidencia, bueno hay muchos, y no son fáciles. Europa está inmersa en la peor crisis financiera de los últimos tiempos, y vamos a intentar buscar una salida, con el desempleo como prioridad puesto que afecta al conjunto de los 27. Nuestro deseo es sacar a Europa de la crisis y, por supuesto, un objetivo importante para nuestra generación, luchar contra el cambio climático. No hay tiempo que perder”, dijo Fredik Reinfeldt.
 
La receta para hacer que Europa salga reforzada de la crisis la tiene en el propio modelo económico sueco, una mezcla de políticas de empleo con los jóvenes como prioridad asociadas a medidas de protección social. 
 
Suecia se alza como la principal defensora de la ampliación, hoy, lo ha dicho su primer ministro que impulsará, también, la candidatura de Islandia.
 
Estocolmo no esconde, tampoco, su empeño en hacer de la lucha contra el cambio climático una prioridad con mayúsculas.  Su campaña de seducción comienza a dar sus frutos, en Europa, aunque tiene dos huesos duros de roer en el extranjero, Estados Unidos y China. Dinamismo no le falta, pero sólo tiene seis meses y muchas trabas institucionales.