Última hora

Última hora

Baño de sangre en la región china de Xinjiang

Leyendo ahora:

Baño de sangre en la región china de Xinjiang

Tamaño de texto Aa Aa

Con un baño de sangre se ha saldado la batalla campal desatada en la región china de Xinjiang, de mayoría musulmana.

140 personas han muerto y el número de heridos supera los 800. Todo comenzó, según las autoridades, con una protesta de cientos de musulmanes de etnia uigur, que componen la mitad de la población regional. La protesta habría tomado la deriva violenta que ven. Los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas del orden, que arrestaron a cientos de ellos. Se trata de la versión de Pekín. Las demás… son difíciles de conocer. Desde Alemania, la principal organización uigur en el exilio acusa a la policía china de disparar contra los manifestantes y provocar una masacre. Pekín en cambio, como expresa el jefe de la policía regional, culpa a la comunidad uigur de utilizar el linchamiento de dos compatriotas en un enfrentamiento con chinos de etnia han han, motivo por el que en teoría protestaban, de tratar de dar una imagen negativa de las autoridades chinas. Y al exilio independentista, de echar más leña al fuego. En Urumqi se ha declarado toque de queda… La intervención militar de este domingo es la mayor desde Tiananmen, en 1989. El Ejército mató entonces a cientos de estudiantes pro democráticos en Pekín. Desde Italia, donde se encuentra de visita oficial, el presidente chino Hu Jintao ha evitado pronunciarse sobre los sangrientos incidentes. Su homólogo italiano Giorgio Napolitano le ha recordado que el desarrollo económico impone “nuevas exigencias” en el campo de los derechos humanos.