Última hora

Última hora

La crisis política en Honduras

Leyendo ahora:

La crisis política en Honduras

Tamaño de texto Aa Aa

Manuel Zelaya debía ser el presidente de Honduras hasta 2010. Pero el pasado 28 de junio, los militares lo expulsaron del país tras un golpe de Estado.

Ese mismo día iba a celebrarse un referéndum para reformar la Constitución. Zelaya quería levantar los límites del período presidencial, pero la Corte Suprema, entre otras instituciones, consideró la consulta popular ilegal. Tras ser arrestado, Zelaya fue depuesto por violar de la Constitución, una decisión unánime del Congreso de Honduras. Su presidente, Roberto Micheletti, asumió el poder. Días antes, defendiendo la realización del referéndum, Zelaya se dirigía así a los hondureños: “Ahora el pueblo va a poder opinar, para que aprendamos a compartir más. Vamos a ser más cristianos, más hondureños, más nobles, más patriotas y más demócratas. Eso es lo que queremos el próximo domingo”. Desde el exilio, Zelaya contó con el respaldo del presidente venezolano, Hugo Chávez. Tras una reunión urgente de la Alianza Bolivariana para las Américas Alba Chávez afirmó que haría lo que fuera necesario para restituir a Zelaya. En Managua, los mandatarios de Nicaragua y Ecuador instaron al pueblo hondureño a rebelarse contra los golpistas. Manuel Zelaya venció las elecciones en 2005 con un discurso basado en la lucha contra la delincuencia juvenil, la pobreza y la corrupción. Con su política izquierdista, contraria incluso a la ideología del Partido Liberal que lidera, Mel, como le gusta que le llamen, se ha ganado el cariño del pueblo.