Última hora

Última hora

Los retos del G8

Leyendo ahora:

Los retos del G8

Tamaño de texto Aa Aa

La cumbre de L´Aquila debería servir para fijar una agenda mundial de lucha contra la crisis, aunque muchos creen que el G8 es un foro demasiado restringido para una empresa de tal envergadura.

Además de la estrategia puramente económica, los responsables de las ocho mayores potencias del mundo discutirán un nuevo marco de regulación financiera, establecerán las normas para evitar el proteccionismo comercial que podría echar todo por tierra, diseñarán un nuevo acuerdo de seguridad alimentaria y consensuarán un nuevo calendario para la lucha contra el cambio climático. El tema central la recesión econóimica y los mecanismos que la comunidad internacional debería poner en marcha para conjurar cuanto antes la crisis y que las aguas vuelvan a su cauce. Aunque los asistentes prestarán también particular atención al comercio mundial. E intentarán llegar a un acuerdo para desbloquear la ronda de Doha el año que viene como muy tarde. En cuanto a la seguridad alimentaria, el G8 discutirá un compromiso para destinar 12.000 millones de dólares al desarrollo agrícula en un plazo de tres años, lo que debería servir para aliviar la hambruna que viven algunos de los países más pobres del mundo. Y por último, el cambio climático. Francia y el Reino Unido están particularmente comprometidos en esta ocasión con la causa medioambiental. Si todo se desarrolla de acuerdo a lo previsto, esta semana se deberían fijar objetivos a medio plazo para reducir de manera significativa las emisiones de C02, la asignatura pendiente de los países más desarrollados.