Última hora

Última hora

Jarro de agua fría ruso sobre el acuerdo contra el cambio climático

Leyendo ahora:

Jarro de agua fría ruso sobre el acuerdo contra el cambio climático

Tamaño de texto Aa Aa

Con declaraciones tibias sobre la crisis económica y la tensión en Irán, y compromisos algo más concretos sobre el clima, terminaba la jornada inaugural de la cumbre. Los miembros del G8 se comprometieron a reducir de aquí a 2050, las emisiones de gases vinculados al efecto invernadero a la mitad de los niveles de 1990.

El acuerdo no pudo ser global. La India y China, dos de los países más contaminantes, se negaron a hacer recortes. Rusia sí se sumó a la declaración, pero el asesor económico del presidente Medvedev ha echado un jarro de agua fría al afirmar que el objetivo acordado era inaceptable. A los colectivos ecologistas, en cambio, les parece que se han quedado cortos. Estos activistas, entre ellos varios franceses y griegos, lo expresaban con un striptease en plena Plaza de España, en Roma. Fueron inmediatamente detenidos y puestos en libertad horas después. Otros ocupan desde ayer cinco centrales térmicas italianas, como ésta de Brindisi, la mayor del país. Exigen así al G8 que plante cara al calentamiento global con menos palabras y más planes, presupuestos y objetivos concretos.