Última hora

Última hora

Ban Ki-moon: "los países desarrollados tienen que encabezar la lucha contra el cambio climático"

Leyendo ahora:

Ban Ki-moon: "los países desarrollados tienen que encabezar la lucha contra el cambio climático"

Tamaño de texto Aa Aa

Es primordial que de la cumbre de diciembre en Copenhague salga un acuerdo sobre el clima. El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon ha hablado con Euronews sobre los asuntos que dominan la actualidad internacional, entre ellos, la crisis financiera. En el marco de la cumbre del G8 en L’Aquila, ha recordado a los países ricos sus compromisos en la lucha contra la pobreza.

euronews: Los países desarrollados se enfrentan a un dilema crucial: ¿Más inyecciones de capital para estimular la economía, o control de la deuda pública? ¿Cuál es la opinión al respecto del Secretario General de la ONU? Ban Ki-moon: Los países desarrollados tienen la responsabilidad, antes de nada, de hacer frente a esta crisis financiera internacional impulsando paquetes de estímulo coordinados internacionalmente para conseguir la pronta recuperación de la economía mundial. Además, deben proporcionar la ayuda estatal al desarrollo, de acuerdo con los compromisos adquiridos en el marco de los Objetivos del Milenio para el desarrollo y contra el cambio climático. La ayuda pública al desarrollo debe mantenerse. Durante la cumbre del G20 en Londres, me alegró ver cómo todos los países miembros reafirmaban estos compromisos. Al mismo tiempo, deberían hacer todavía más por el bienestar de la población más vulnerable, la de los países en vías de desarrollo, teniendo en cuenta sus realidades y los desafíos a los que se enfrentan. Se trata de un imperativo moral y político muy importante. euronews: Algunos países prometen muchas cosas, y luego no mantienen sus promesas. ¿Qué podemos esperar? Ban Ki-moon: Precisamente por eso, mandé una carta a todos los líderes del G8 antes de venir a l’Aquila para esta cumbre. Hemos visto muchas iniciativas, muchos compromisos, como el firmado en la cumbre de Gleneagles en 2005, que no se ha puesto en práctica del todo. Yo he pedido a los dirigentes del G8 que sí lleven a la práctica este compromiso para impulsar a los países en vías de desarrollo, y en particular, los africanos. Y de la cantidad comprometida, faltan todavía 20.000 millones de dólares. euronews: Se han hecho muchas declaraciones políticas sobre la finalización de la ronda de Doha. ¿Cómo de cerca estamos de la verdadera apertura del comercio en todo el mundo? Ban Ki-moon: La ronda de Doha se ha aplazado demasiado. Su retraso es inaceptable. En la cumbre del G20 en abril, los dirigentes afirmaron que la ronda de Doha debe reactivarse lo antes posible. Mantuve una fructífera conversación con el Secretario General de la Organización Mundial del Comercio, el señor Pascal Lamy, y él está ya haciendo todo lo posible, en estrecha colaboración con los países clave. Creo que Estados Unidos, la India y otros estados clave se están implicando de manera positiva en este proceso. Por lo tanto espero que este mismo año, no demasiado tarde, se retome la Ronda de Doha. euronews: En septiembre en Pittsburg? Ban Ki-moon: La cumbre del G20 que se celebrará en Pittsburg en septiembre será una buena oportunidad para que los líderes reafirmen sus compromisos. Quizá a partir de entonces, y eso espero, se retome esta ronda de reuniones. euronews: ¿Qué esfuerzos está haciendo Naciones Unidas para acercar a China y la India a los objetivos de reducir el CO2? Ban Ki-moon: Me he reunido con los líderes de todo el mundo. Éste es un asunto global, que exige una acción global a través de una solidaridad global. No se trata de una cuestión de países desarrollados o en vías de desarrollo. Antes de nada, por su responsabilidad histórica, los países desarrollados tienen que liderar este proceso. Deben acordar unos objetivos ambiciosos y valientes para el año 2020, y reducir al menos a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2050. Tienen que proporcionar a los países en vías de desarrollo el apoyo financiero y técnico necesario para que aquellos países que no tengan capacidad para hacer frente a las eventuales consecuencias puedan adaptarse y adoptar ellos mismos sus propias iniciativas. Ha habido amplias discusiones, en las que yo he participado, y he llamado a los líderes a marcarse un objetivo valiente y ambicioso. Este asunto afecta a toda la humanidad, incluso a todo el planeta Tierra. Debemos sellar en diciembre, en Copenhague, el acuerdo global que sirva para abordar los distintos aspectos del cambio climático, de acuerdo con las recomendaciones de los expertos del “Panel Intergubernamental del Cambio Climático”. euronews: ¿Hasta qué punto debe la comunidad internacional tener paciencia con Corea del Norte? Ban Ki-moon: El Consejo de Seguridad ya ha impuesto sanciones muy serevas a Pyongyang. Ha acordado que se puedan registrar los barcos, incluso en alta mar, cuando se sospeche que tienen alguna relación con armas de destrucción masiva o con la proliferación de armamento o material nuclear. Se trata de un mensaje unánime y firme a Corea del Norte. Ahora todos los miembros tienen la obligación de cooperar al 100% con esta resolución. Eso, por no hablar de la responsabilidad que tiene Pyongyang, de cumplirla. euronews: ¿Cuál es la posición de la ONU ante los recientes acontecimientos ocurridos en Honduras? Ban Ki-moon: He dejado muy clara la posición de Naciones Unidas: Nos parece algo inaceptable y debería restaurarse inmediatamente el orden constitucional. Me preocupa la grave controversia, e incluso la violencia, que se ha generado en ese país. Ahora, las autoridades hondureñas deberían permitir al presidente Zelaya regresar y asumir su cargo presidencial, como decidió el pueblo hondureño a través de elecciones libres y justas. Éste es un principio básico de la democracia.