Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Última hora
  • España: El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) admite a trámite la querella contra el presidente catalán, Artur Mas, por la consulta del 9-N

La filosofía del Taekwondo

13/07/09 20:46 CET

El Taekwondo es el arte marcial por excelencia en Corea del Sur. La forma más sencilla de traducir sus tres caracteres es “Pie, puño y camino”, es decir, “la forma de utilizar tus pies y puños”. Sin embargo, detrás de este arte marcial, hay algo más que una técnica de combate.

Lo explica el maestro Pang Hyun Kang: “Tae significa pie, Kwon significa puño, y Do habla del estilo de vida. Significa que utilizando tus puños y pies, puedes entrenar tanto tu espíritu como tu cuerpo. Así puedes aprender cómo ser un auténtico ser humano. Hay muchas respuestas a la pregunta de cúal es la filosofía del Taekwondo. Se trata de educación, de cooperación, de paciencia, de superación personal. Pero sobre todo, el Taekwondo enseña a tener confianza en uno mismo”. Las prácticas que dieron origen al Taekwondo son milenarias, pero el Taekwondo en sí fue fundado oficialmente en los años 50. Alumnos y maestros muestran su nivel a través de su cinturón, que va del blanco al negro incluyendo éste último 10 niveles diferentes o “Dan”. Sin embargo, para ascender en el escalafón, el alumno debe demostrar – además de su técnica – que conoce y respeta el espíritu de este arte marcial. Casi todos los hombres practican Taekwondo en Corea del Sur. Por lo general empiezan de niños, a los 7 u 8 años, en los dojangs. Las niñas, si quieren practicarlo, siguen los mismos métodos y van a las mismas clases. Ambos entrenan juntos y aprenden las técnicas básicas, así como conceptos espirituales básicos mediante sistemas de enseñanza adaptados a su edad. “Es más difícil enseñar a los niños que a otro tipo de alumnos como los adultos o los adolescentes, pero los niños son puros. Están vacíos, así que pueden asimilar las cosas mejor. Tienen un potencial ilimitado”, especifica el maestro Yoo Pyeong Hee. El Taekwondo se encuentra muy presente en la cultura surcoreana. No sólo como modo de autodefensa, sino como una forma de desarrollar cuerpo y mente. Por ejemplo, varias universidades incluyen el Taekwondo en sus programas, ofreciendo estudios sobre este arte marcial, pero también conscientes de su utilidad para los universitarios a diario. Así lo confirma Choi Kwan Geun, responsable del departamento de Taekwondo de la Universidad de Jeounju: “Los alumnos aprenden la importancia de la solidaridad entre ellos. Además, por ejemplo ayuda a los estudiantes a ganar confianza y a expresarse mejor en sus clases”. Setenta millones de personas practican Taekwondo en 190 países. Para preservar y mostrar sus valores tradicionales, Jeonju y Muju han acogido la tercera edición de la Exposición Mundial sobre la Cultura del Taekowndo. En ella participaron más de 1.000 personas procedentes de 42 países. “Aprendemos una cultura, una lengua, y hacemos deporte a la vez. Todo ello hace del Takwondo algo muy completo hoy en día”, aseguraba Daniel Formichi, participante francés, mientras que Andrew Leonard, llegado de Estados Unidos explicaba: “A nivel mental, me ayuda a concentrarme, y físicamente me he vuelto más fuerte y rápido”. El Taekwondo se popularizó como deporte a nivel mundial especialmente en los 80, sobre todo tras aparecer en los Juegos Olímpicos de Seúl 88. Sin embargo, con este rápido desarrollo deportivo, algunos maestros creen que el Taekwondo está perdiendo parte de su valor tradicional. Otros lo niegan. El Gran Maestro Lee Hyeon Kon, Vicepresidente del Comité de Educación de la Federación Mundial de Taekwondo, es de origen coreano, pero es ciudadano estadounidense. Preguntado sobre el tema, presenta un punto de vista equilibrado y es optimista: “Es un problema de crecimiento. El Taekwondo está creciendo demasiado rápido, y estamos perdiendo algunas cosas de forma momentánea. Pero creo que más adelante, la gente empezará a darse cuenta de que estamos olvidando elementos valiosos, y querrán recuperarlos”. El Taekowndo evoluciona, pero lo hace intentando mantener su esencia. Un ejemplo es el Taekwonmu, que combina Taekwondo con música para facilitar el aprendizaje, sin cambiar el espíritu de este arte marcial.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: