Última hora

Última hora

Un gasoducto para la independencia energética de la UE

Leyendo ahora:

Un gasoducto para la independencia energética de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

El gasoducto Nabucco, lanzado en 2002, debería entrar en funcionamiento en 2014. Con él, la Unión Europea quiere reducir su dependencia energética de Rusia.

Sus 3.300 kilómetros de conductos transportarán el gas desde el Mar Caspio hasta Europa Occidental. Comenzará en Turquía y atravesará Bulgaria, Rumanía y Hungría hasta llegar a Austria. Estos cuatro países han rubricado el acuerdo esta mañana. Alemania, aunque no es un país de tránsito, es socio del proyecto. Valorado en 7.900 millones de euros, transportará unos 31.000 millones de metros cúbicos de gas por año. Con ellos cubrirá el 5 por ciento de las necesidades de la Unión Europea. Este proyecto compite con el ruso South Stream, que atraviesa el Mar Negro hasta las costas de Bulgaria, donde se bifurca y continúa hacia el oeste. Está por decidir qué países suministrarán el gas que alimente al Nabucco. Turkmenistán, que cuenta con enormes reservas, ha anunciado su disposición a participar en el proyecto. Y además, Irak, Egipto, Azerbaiyán y la propia Rusia. También Irán, aunque Estados Unidos, de momento, se opone a la participación de la república islámica. Otra cuestión importante es garantizar la seguridad del gasoducto. Los independentistas kurdos del PKK ya han atentado en el pasado contra instalaciones energéticas en territorio turco.