Última hora

Última hora

Berlusconi suda tinta china

Leyendo ahora:

Berlusconi suda tinta china

Tamaño de texto Aa Aa

Aunque un simple pañuelo no limpia los ríos de palabras que arrastran las últimas revelaciones sobre la vida privada del primer ministro italiano.

Se trata de unas grabaciones, publicadas por el semanario L’Espresso y el diario La Reppublica, que vendrían a confirmar que Silvio Berlusconi, contrató a prostitutas de lujo para fiestas privadas. Supuestamente en las grabaciones habla con una mujer de 42 años, Patrizia D’Addario, que habría asistido a dos de las citas en Roma, en la residencia oficial del primer ministro. El material está en poder de la fiscalía de Bari, que investiga un caso de corrupción. El debate sobre la repercusión del escándalo en el futuro político de Berlusconi está en los periódicos y en la calle. “Puede ir a su residencia privada en Milán y acostarse con quien quiera, no me preocupa, simplemente nos interesa tener una persona seria al frente del país”, comenta un transeúnte. “Todo esto es mentira, no me creo nada de nada, es una gran persona y un gran hombre que está al mando del Gobierno”, señala en las calles de Roma otro ciudadano. “En Inglaterra se han producido dimisiones por cosas de menor importancia, esto nos da una dimensión precisa del tipo de país que somos”, apunta un joven romano. El abogado de Berlusconi, Niccolo Ghedini, por su parte, asegura que las grabaciones son falsas y que tomarán medidas contra los medios que las publiquen.