Última hora

Última hora

El petróleo mueve fronteras

Leyendo ahora:

El petróleo mueve fronteras

Tamaño de texto Aa Aa

En Sudán, todos están satisfechos con la decisión del Tribunal de Arbitraje de La Haya que establece los nuevos límites territoriales de la región petrolífera de Ebey.

Un territorio objeto de violentas disputas entre el Gobierno islámico de Sudán, y la región autónoma del Sur de mayoría cristiana y animista, controlada por el Movimiento de Liberación Popular (MLPS). “Es una decisión que respetamos, y pienso que va consolidar la paz tanto en Sudán como en la región de Ebey”, según Riek Machar Teny, vicepresidente de la región autónoma del sur de Sudán. El Gobierno de Jartúm también celebra la decisión porque aunque han perdido parte del territorio, los grandes pozos de petróleo quedan bajo su control: “Hemos hecho progresos muy importantes en los límites fronterizos aunque, por supuesto, no hemos obtenido todo cuanto, en derecho nos corresponde”, señala el embajador sudanés, Dirdeiry Mohamed Ahmed. Los civiles de la región han sufrido más de dos décadas de conflicto armado solo por vivir entre el norte y el sur, a caballo entre dos culturas y dos religiones, pero con el codiciado petróleo bajo su pies. Los acuerdos de paz auspiciados por Naciones Unidas prevén un referéndum para que los ciudadanos de Ebey decidan si se integran en el norte o en el sur de Sudán.