Última hora

Última hora

Obama y al Maliki se reúnen con una cargada agenda sobre la mesa

Leyendo ahora:

Obama y al Maliki se reúnen con una cargada agenda sobre la mesa

Tamaño de texto Aa Aa

El encuentro se produce tres semanas después de que el Ejército estadounidense haya cedido el control de las principales ciudades a las tropas iraquíes. La retirada completa está prevista en 2011.

Sin embargo la prioridad para Al Maliki es la economía. Consciente de que no habrá estabilidad sin un mínimo de bienestar para la población, el Gobierno iraquí quiere captar inversores extranjeros para revitalizar la economía iraquí devastada por más de dos décadas de guerras y sanciones internacionales. Oportunidades no faltan para las empresas extranjeras. Está todo por hacer, de la red eléctrica al suministro de agua potable, y los servicios más básicos. Como aval, el Gobierno iraquí presenta sus inmensas reservas de petróleo. Una garantía insuficiente, como se demostró en la subasta de las licitaciones para ocho mayores pozos petrolíferos del país a finales del mes pasado. De las ocho explotaciones sólo una encontró comprador. La falta de un marco legal claro y la amenaza permanente de la violencia y la inseguridad alejan al dinero que, ya se sabe, no tiene sentimientos. Tampoco tranquiliza a los inversores la disputa entre el Gobierno chií de Bagdad y las autoridades kurdas del norte, que han comenzado a exportar petróleo a Turquía por su cuenta. Se teme que la chispa pueda saltar en cualquier momento. Por último, Nuri al Maliki quiere renegociar el ‘Capítulo 7’, las compensaciones económicas que paga Irak desde la invasión de Kuwait en 1991, que se mantienen en un cinco por ciento de los ingresos petroleros desde la era de Sadam Husein.