Última hora

Última hora

Sequía y viento alimentan el fuego en la cuenca del Mediterráneo

Leyendo ahora:

Sequía y viento alimentan el fuego en la cuenca del Mediterráneo

Tamaño de texto Aa Aa

El calor y el fuerte viento alimenta los incendios que se extienden por la geografía española y que hoy se han cobrado su sexta víctima mortal. Uno de los bomberos heridos en el incendio en Tarragona en el que perdieron la vida el martes cuatro de sus compañeros ha fallecido esta tarde en el hospital. Mientras, Portección civil, el Ejército, bomberos y los mismos vecinos luchan para frenar el avance de las llamas de norte a sur de la península.

Más de mil personas desalojadas en Andalucía, diez mil hectáreas de monte arrasadas en Aragón, las cifras no consiguen reflejar el desastre de estos incendios, que se propagan por toda la Cuenca del Mediterráneo. En Italia, dos personas han muerto en las últimas horas. Las dos en la isla italiana de Cerdeña, donde el fuego, ya en fase de control, ha obligado a evacuar decenas de viviendas. Uno de los fallecidos, ganadero, sufrió un ataque cardíaco cuando intentaba proteger su rebaño de las llamas. El otro fallecido, pastor, murió atrapado por el fuego. Pese a los avances conseguidos en las últimas horas, el siroco y las fuertes temperaturas de hasta 46 grados ayer en algunas partes de la isla amenazan con dificultar las labores de extinción de incendios. Uno de ellos obligó anoche a evacuar una cárcel cercana a la localidad de Cagliari. Y más de cien personas tuvieron que ser rescatadas de una playa cercada por las llamas en helicópteros y lanchas de Protección civil.