Última hora

Última hora

50 años de Al Fatah

Leyendo ahora:

50 años de Al Fatah

Tamaño de texto Aa Aa

El Fatah actual poco tiene que ver con la organización prestigiosa y fuerte que celebró su último Congreso en 1989 en Túnez.

La historia del movimiento arranca en 1959, cuando Yaser Arafat decide organizar clandestinamente la resistencia palestina independientemente de los países árabes. Al Fatah, gérmen de lo que más tarde daría lugar al nacimiento de la OLP, lanza su primera operación armada contra el Estado de Israel en el 65. Desde entonces las ofensivas contra Israel se multiplican al tomar parte también otros grupos palestinos. Pero tras años de lucha armada, la organización reorienta su política hacia el reconocimiento de la causa palestina y se convierte en partido político. El cambio se materializa con los Acuerdos de Oslo en septiembre de 1993 al término de negociaciones secretas con Israel. Tres años después nace la Autoridad Palestina. Al Fatah acapara tanto en la más alta función del Estado, como la administración y las fuerzas de seguridad. Ese monopolio hace que el partido se vea directamente asociado a los fracasos de la ANP y a su corrupción endémica. Con la segunda Intifada en 2000, Al Fatah pierde su influencia en beneficio de Hamas, grupo creado en 1987 con el objetivo declarado de destruir Israel. La muerte de Yaser Arafat en noviembre de 2004 crea un vacío que Mahmound Abbas, su sucesor al frente de la Autoridad Palestina no ocupa. Es el principio de los enfrentamientos entre la vieja guardia y la nueva generación de Al Fatah. El cisma refuerza a Hamas, que gana las municipales en 2005 y las legislativas un año después. Por primera vez en su historia, Al Fatah pierde las riendas de los territorios palestinos y tiene que negociar con Hamas. Pero la coexistencia en el poder de las dos formaciones palestinas dura sólo 18 meses y termina con una guerra civil de 22 días en junio de 2007. Actualmente, el Hamas de Ismail Haniyeh asume en solitario el control de la banda de Gaza. Cisjordania sigue en manos del Fatah de Mahmoud Abbas. Veinte años después, el partido no ha conseguido que no se le relacione con la corrupción pasada de la Autoridad Palestina y además, ha perdido la franja de Gaza. Por ahora, las tentativas de reconciliación entre Al Fatah y Hamas con la mediación de Egipto no han dado resultado.