Última hora

Última hora

Una investigación sobre la complicidad de Londres en las torturas de la CIA

Leyendo ahora:

Una investigación sobre la complicidad de Londres en las torturas de la CIA

Tamaño de texto Aa Aa

Es lo que recomienda en su informe la comisión parlamentaria encargada de estudiar las numerosas acusaciones de complicidad de los servicios secretos británicos en casos de tortura. Ni el jefe del MI5, ni los ministros de Interior y Exterior han querido responder a las preguntas de la comisión.

“Estamos hartos de que el Gobierno no responda de forma adecuada, pero este informe va mucho más allá. Es importante prestar atención a la terminología utilizada por el Gobierno. No niegan su complicidad” dice el parlamentario Andrew Dismore, del Comité de Derechos Humanos. Las acusaciones son cada vez más frecuentes. El primer caso, ya en los tribunales, saltó en febrero. Binyan Mohamed residente británico nacido en Etiopía, asegura haber sido torturado en Marruecos antes de acabar en Guantánamo. Acusa al MI5 de haber proporcionado las preguntas de sus interrogatorios. Otra acusación, de las siete registradas hasta la fecha: el empresario británico, Alam Ghafoor: “Quiero que se conozca la verdad y que me digan por qué pasó. Me gustaría que al menos se disculparan” comenta. Asegura haber sido coaccionado en los Emiratos Árabes Unidos y sostiene que tiene pruebas de que miembros del consulado de su país estaban al tanto de las torturas. La Comisión Parlamentaria sobre Derechos Humanos acusó al gobierno de Brown de esconderse tras “un muro de secreto”.