Última hora

Última hora

Convención de Ginebra: 60 años

Leyendo ahora:

Convención de Ginebra: 60 años

Tamaño de texto Aa Aa

Desde hace 60 años, las Convenciones de Ginebra protegen a las personas en caso de conflicto armado, pero en numerosas ocasiones, esa protección lo es sólo sobre el papel.

Un año después de la guerra entre Georgia y Rusia, cientos de civiles siguen sufriendo los efectos de la contienda. Natia perdió su casa y sus campos, su medio de subsistencia. Huyó de los combates con su familia. Consiguió escapar a la muerte pero lo perdió todo. “Empezaron a golpear y a asesinar a la gente. Entonces vimos llamas enormes. Los soldados no tienen derecho a destruir propiedades de los civiles.” Natia no sabe, ni tampoco se lo creería, que las Convenciones de Ginebra protegen teóricamente a los civiles y sus propiedades “Está prohibido que la potencia ocupante destruya bienes muebles o inmuebles, pertenecientes individual o colectivamente a personas particulares al Estado o a colectividades públicas, a organizaciones sociales o a cooperativas, excepto en los casos en que tales destrucciones sean absolutamente necesarias a causa de las operaciones bélicas.” Otro país, el mismo sufrimiento: en la República Democrática del Congo la guerra civil ha causado millones de muertos y de desplazados. También hay millones de víctimas de la violencia sexual como arma de guerra como Gloria, que tiene 17 años. “Vi a un hombre armado. Me pregunté si debería intentar huir. No sabía qué hacer. Me pidió que me sentara. Me negué y me tiró al suelo. Entonces me violó. Me quedé tirada en el suelo como si estuviera muerta” De esa violación nació un niño. Ella tambien desconoce el artículo que dicta que las mujeres serán especialmente protegidas contra todo atentado a su honor y, en particular, contra la violación, la prostitución forzada y todo atentado a su pudor. Como lo desconoce, o no, su violador y sus superiores jerárquicos, tanto da, nada cambia la realidad final del agredido. Es evidente que no se respeta esa ley, y ese es el problema. La convención de Ginebra y sus protocolos siempre se pueden mejorar, pero los artículos que están escritos deberían ser aplicados y respetados. Actualmente hay en vigor cuatro convenciones de 1949 y tres protocolos adicionales. Las cuatro Convenciones de Ginebra han sido ratificadas universalmente.