Última hora

Última hora

Pocas esperanzas de encontrar con vida a las más de 60 personas desaparecidas en la explosión rusa

Leyendo ahora:

Pocas esperanzas de encontrar con vida a las más de 60 personas desaparecidas en la explosión rusa

Tamaño de texto Aa Aa

Lo ha afirmado un alto responsable de la empresa que gestiona la central hidroeléctrica siberiana, en la que 150 bomberos y tres equipos de buzos siguen buscando un milagro en el interior de las galerías inundadas.
 
Tampoco  han encontrado resto alguno de explosivos, por lo que se ha descartado la hipótesis de un atentado.
 
Una brusca subida de la presión del agua en una de las  seis turbinas fue el detonante de la catástrofe. La causa es  todavía es una incógnita.
 
Por el momento, el  accidente más grave en la historia de la principal compañía hidroeléctrica rusa, y una de las centrales  más potentes del mundo,  ya se ha cobrado una docena de muertos y quince heridos. El balance final, parece que va a ser mucho más trágico.
 
También ha ocasionado pérdidas multimillonarias y años de reparaciones. Al menos cuatro.
 
La administración de la central ha declarado que no se observan “daños visibles” en la presa, y las autoridades han remachado: “ni hay amenaza ni habrá inundación”.
 
Pero los  245 metros de altura de la presa han intimidado a centenares de rusos que, curándose en salud, y con los depósitos de gasolina al tope, han abandonando el valle por miedo a una inundación.