Última hora

Última hora

Jornada de luto y funerales de los catorce muertos en el accidente de la mayor central hidroeléctrica rusa

Leyendo ahora:

Jornada de luto y funerales de los catorce muertos en el accidente de la mayor central hidroeléctrica rusa

Tamaño de texto Aa Aa

Moscú considera nulas las posibilidades de encontrar con vida a las 64 personas desaparecidas en la central de la República rusa de Jakasia, en Siberia oriental (a 4.300 kilómetros al este de Moscú).
 
No han aparecido daños visibles en la presa, de 245 metros de altura y 110 metros de grosor en su base.
 
La población de los alrededores está todavía bajo estado de shock.
 
“Hubo auténtico pánico. Las colas en las gasolineras se alargaron durante horas.Todas las tiendas cerraron incluso en la capital, en Abakan”. 
 
El lunes la tapa de la turbina, que pesa 800 toneladas, fue arrancada por una explosión.
 
Las reparaciones en la central hidroeléctrica, la que fuera considerada la joya de la ingeniería industrial soviética, podrían durar más de cuatro años.
 
Todas las miradas están pendientes de los fallos de mantenimiento de la central. De hecho la turbina que provocó el accidente llevaba treinta años sin ser repuesta.
 
La catástrofe humana precede a la ecológica.
La mancha de aceite formada a raíz del accidente ya se extiende 80 kilómetros, la mayor parte en el embalse de Mainski, y los que luchan contra ella todavía no han logrado detenerla.
Los servicios de emergencia vierten sobre el curso del río Yeniséi aglomerantes para intentar paliar la contaminación de los vertidos.