Última hora

Última hora

Las colonias de la discordia

Leyendo ahora:

Las colonias de la discordia

Las colonias de la discordia
Tamaño de texto Aa Aa

La tierra está en pleno centro del conflicto palestino-israelí desde el principio; las colonias son uno de los obstáculos recurrentes que bloquean las negociaciones.

Bajo presión de Washington, Israel parece dispuesto a frenar temporalmente la colonización en Cisjordania, ya que ha congelado las convocatorias de concursos públicos para la adjudicación de construcciones hasta 2010, pero eso no incluye los proyectos privados. Con el mapa en mano, los palestinos denuncian una maniobra política: En naranja las colonias ilegales y territorios casi inaccesibles a los palestinos sin autorización. Los triángulos negros son las primeras construcciones ilegales instaladas desde 2001. Y este es el controvertido muro de seguridad. 300.000 colonos se han instalado en Cisjordania, y otros 200.000 más en una docena de colonias construidas en Jerusalén Este. El director de peace Now resume la actual situación: “Desde principios de año se han construido 600 viviendas en Cisjordania. Y eso no es precisamente congelar la colonización, es más bien continuar su expansión. Lo único positivo es que el Gobierno ya no lanza ofertas públicas, pero los colonos encuentran siempre la manera de reciclar viejos planos y pasar al acto” El año pasado se convocaron 417 concursos públicos para la adjudicación de obras en Cisjordania, 171 en Jerusalén Este. Desde abril el Estado no ha vuelto a convocar ningúno, pero las construcciones prosiguen para satisfacción de Daniel Hershkowitz, ministros del ala derecha del Gobierno: “Yo estoy en contra de congelar la construcción de asentamientos, porque creo que es un crecimiento natural, moral, humano, asi que estoy muy contento de que prosigan” No comparten su opinión los palestinos expulsados de sus hogares en Jeruslaén Este basándose en documentos que datan del siglo 19. Chris Guness, portavoz de Naciones Unidas: “La ocupación también es esto que ven, gente tirada en las calles en pleno Jerusalén, eso es la ocupación…y es lo que está pasando aquí, en Jerusalén. Por eso pedimos al mundo que despierte y se de cuenta de una vez de lo que está pasando” La administración Obama se ha mostrado firme en este aspecto, y considera que hasta que no se detenga por completo la colonización no será posible impulsar las negociaciones de paz.