Última hora

Última hora

El clan Kennedy pierde a su patriarca

Leyendo ahora:

El clan Kennedy pierde a su patriarca

Tamaño de texto Aa Aa

Nada ni nadie habría podido impedir a Ted Kennedy asistir a la investidura del cuadragésimo cuarto presidente de Estados Unidos el 20 de enero de 2009.

Pese al frio glacial, el patriarca del clan Kennedy quería mostrar una vez más su apoyo a Barack Obama. El esfuerzo le costó un desvanecimiento durante la comida en el Congreso. En julio de 2008, el viejo senador demócrata por Massachusetts había sido operado de un tumor cerebral. Apenas recuperado hizo una aparición inesperada en la Convención Demócrata de Denver en agosto. Sus palabras conmovieron a los asistentes. “Me comprometo con todos ustedes a estar en enero en el Senado de Estados Unidos” dijo. Ted Kennedy apoyó activamente la candidatura de Barak Obama en las primarias demócratas. Hasta el final le ayuda a conquistar la Casa Blanca, su sueño de toda la vida. Miembro eminente de un clan marcado a dosis iguales por la gloria y por la tragedia, Ted es el último de los nueve hijos de Joseph y Rose. Jurista diplomado en Harvard, al principio se queda a la sombra política de sus hermanos mayores. Pero tras el asesinato de John en 1963 en plena gloria y cinco años después de Robert durante la campaña presidencial, Ted asume el difícil papel de representar al clan en la vida política nacional. El partido demócrata vuelve su mirada hacia Ted, pero en 1969 un accidente de coche en el que fallece su secretaria y él comete un delito de no asistencia a persona en peligro trunca sus aspiraciones presidenciales. En 1980 Jimmy Carter se hace con la investidura demócrata En 1962, es elegido Senador por Massachussets por primera vez. Reelegido sin falta desde entonces, Ted Kennedy encabeza célebres batallas en todos los frentes, sobre todo en cuestiones sociales como la educación, la sanidad o su voto contra la guerra en Irak. Tuvo cinco hijos de dos matrimonios y era el tutor de los 13 hijos de sus dos hermanos asesinados.