Última hora

Última hora

Opel: tras la satisfacción llega el momento de definir los detalles

Leyendo ahora:

Opel: tras la satisfacción llega el momento de definir los detalles

Tamaño de texto Aa Aa

El futuro de Opel parece garantizado después de conocerse ayer que la filial europea de General Motors será vendida parcialmente al grupo canadiense de componentes Magna, que se hará con el 55 por ciento del capital.

“Aquí en Eisenach tenemos un buen concepto de Magna. Todos los demás querían el cierre”, asegura este trabajador alemán. “Estamos salvados pero nada está seguro. Tendremos que ver qué se negocia” apunta este otro empleado. Recelos que no hacen mella en el entusiasmo del gobierno alemán, a dos semanas de las elecciones legislativas. “Es un buen dia para Opel- celebraba el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier- Es un buen dia para la gente de Opel. Desde el año pasado los trabajadores temían por sus empleos y por el futuro. Por eso me alegra que se haya tomado esta decisión” Con 25.000 trabajadores, las cuatro fábricas de OPEL en Alemania tienen el futuro asegurado gracias a las generosas ayudas públicas prometidas por Berlín. Un acuerdo alcanzado en detrimento del resto de plantas europeas. Los gobiernos de todos los países afectados, entre ellos España, han manifestado su intención de negociar con Magna. En estos países el mantenimiento de los empleos sigue siendo una preocupación, a pesar del nacimiento de la nueva compañía bautizada como “New Opel”.