Última hora

Última hora

Los gigantes de las finanzas no escarmientan

Leyendo ahora:

Los gigantes de las finanzas no escarmientan

Tamaño de texto Aa Aa

-Es triste -Es mala cosa -Todo esto apesta -Es una tragedia -¿Hace cuánto que trabaja aquí? -23 años -¿Qué va a hacer ahora? -No tengo ni idea, estoy aún estoy conmocionado.

Fue hace un año. Los empleados de Lehman Brothers no salían de su asombro. El prestigioso banco de inversiones estadounidense, con más de un siglo y medio a sus espaldas, anunciaba la suspensión de pagos tras un intenso fin de semana de negociaciones con las autoridades estadounidneses que decidieron no salvar la entidad. El ex vicepresidente de Lehman Brothers, autor de “Un fracaso colosal del sentido común” recuerda ese día: “Ese fue un día que cambió el mundo. Estaba kao, completamente devastado. Ese día me colgaron el teléfono por lo menos 3 veces. Con todo el mundo que hablaba estaba igual. Era como ver gigantes llorando” La onda expansiva fue tal que desde el día siguiente, los poderes públicos retoman el control y nacionalizan la aseguradora AIG y el banco de negocios Meryll Lynch. Para evitar quiebras en cadena se inyectan millones de dólares en diferentes grupos, pero el 29 de septiembre, el Congreso rechaza el plan de salvamento de la Casa Blanca de 700 mil millones de dólares. Wall street se hunde. El índice dow jones pierde 777 puntos. Ted Weisberg, corredor de bolsa: “Creo que el mercado reaccionó tan negativamente porque había un sentimiento de incertidumbre, algo así como: No tenemos un plan, no sabemos a donde vamos, todo es política, ¿qué vamos a hacer ahora?” El plan es aprobado con varias enmiendas pocos días después. Posteriormente, se suceden los programas federales destinados a estabilizar el mercado inmobiliario, cuyo desplome provocó en 2007 la crisis de las subprimes, detonante de las crisis posteriores. Un año después, los retos son reglamentar el sistema, poner en marcha sistemas de alerta pero también cambiar las mentalidades. Las instituciones financieras se jugaron el todo por el todo con productos de alto riesgo, y según este experto financiero, nada ha cambiado:

“Sabemos por ejemplo que Goldman ha incrementado sus riesgos y ha sacado beneficios de ello señala Richard Bookstaber Y eso es mala señal, porque otras empresas sentirán que deben seguir sus pasos”

Pese al terremoto financiero de hace un año, Don Dinero sigue siendo un poderoso caballero.