Última hora

Última hora

El centro-izquierda conserva el poder en Noruega

Leyendo ahora:

El centro-izquierda conserva el poder en Noruega

Tamaño de texto Aa Aa

La coalición de laboristas, socialistas y centristas ha conseguido la mayoría absoluta. Por la mínima, eso sí, pero suficiente para que el Primer Ministro laborista Jens Stoltenberg repita al frente del ejetutivo. El “Tony Blair noruego”, de 50 años, conseguiría así lo que nadie lograba desde hace más de 10 años en este país, uno de los más prósperos del mundo: ser reelegido.

Así las cosas, las ilusiones del populista Partido del Progreso de Siv Jensen de formar gobierno se verían truncadas. Ella ha dicho a sus correligionarios que no tiren la toalla y no den por hecho que el nuevo ejecutivo será de centroizquierda. El Partido del Progreso, que apostava por endurecer la política de inmigración y gastar una mayor parte de los ingresos petroleros, ha ganado dos diputados. La fuerza que más ha subido: el partido conservador liderado por Erna Solberg. “Erna de hierro”, como se la conoce por su línea dura cuando era Ministra de Administraciones Locales y Regionales. Esta formación es la tercera en la cámara. Solberg y los suyos son partidarios de bajar impuestos como los de patrimonio, de emprender privatizaciones y destinar más dinero a mejorar escuelas y carreteras, de las que ha llegado a decir que con peores que las de Botswana.