Última hora

Última hora

Era su última oportunidad para convencer a la Eurocámara

Leyendo ahora:

Era su última oportunidad para convencer a la Eurocámara

Tamaño de texto Aa Aa

José Manuel Barroso ha retocado ligeramente su programa, para intentar convencer a los eurodiputados más recalcitrantes. El Parlamento Europeo debe pronunciarse sobre su reelección este miércoles. Para empezar, Barroso ha blandido la carta de la unidad ante la crisis. El actual presidente del ejecutivo comunitario, único candidato a su reelección, ha declarado que “para quienes han perdido su trabajo la crisis no ha concluido y no podemos decir que la crisis haya acabado hasta que no creemos empleos, en vez de aumentar el número de parados”.

También se ha comprometido a revisiar dos impopulares normativas: la de la libre circulación de trabajadores y la del tiempo de trabajo. Y además ha prometido la creación de tres carteras específicas para derechos fundamentales, cambio climático e inmigración. “Si ustedes quieren una Comisión Europea que haga frente, en ocasiones, a los Estados miembros, que haga frente a los egoismos nacionales, es preciso que den un fuerte apoyo a la Comisión. Vamos a embarcarnos en este viaje europeo juntos”, ha concluido entre aplausos y silencios. El voto del miércoles será secreto. Barrroso cuenta con el respaldo de su grupo, el centro derecha, del de los conservadores euroescépticos y de parte de los socialistas. Necesita que la mitad de los presentes más uno, le den su apoyo para renovar cinco años más su mandato en la Comisión.