Última hora

Última hora

Italia investiga el hundimiento de barcos con residuos radiactivos por la mafia calabresa

Leyendo ahora:

Italia investiga el hundimiento de barcos con residuos radiactivos por la mafia calabresa

Tamaño de texto Aa Aa

En Italia ya se lo conoce como el “barco envenenado de la Ndragueta”, la mafia calabresa. El Cunsky fue hundido a 500 metros de profundidad. 32 embarcaciones con productos tóxicos a bordo podrían haber corrido la misma suerte en el Mediterráneo.

Los restos del Cunsky, que contenían 120 bidones con desechos radiactivos, fueron encontrados el pasado sábado en la costa de Calabria a Cetraro, en la provincia de Cosenza. Su localización fue facilitada por Francesco Fonti, un arrepentido de la Ndrangueta. Durante los últimos veinte años, la mafia calabresa habría recibido dinero de altos funcionarios y empresarios por realizar esta tarea. La Fiscalía de la localidad de Paula espera determinar el origen de los residuos, procedentes del norte de Europa, según las primeras investigaciones. En los años noventa, organizaciones ecologistas como Greenpeace ya habían denunciado esta práctica. Una cuestión que no atañe solo a Italia, explica el responsable de Medioambiente de la región calabresa. “Tenemos este problema, pero es un problema de toda la comunidad internacional. El Mar Mediterráneo constituye el 0,7 % de los mares del planeta. Si en esta porción diminuta hay más de treinta restos de barcos con basura tóxica, imagine lo que podría haber por ahí”. Dos comisiones del Parlamento italiano se ocupan del caso: la antimafia y la encargada de la gestión de los residuos, que escuchará el testimonio de Silvestro Greco. Se ha constituido una célula interministerial. Muchos políticos reclaman la implicación en la investigación del propio Silvio Berlusconi. Desde diferentes sectores se pide al Gobierno que considere este caso como una urgencia medioambiental nacional, con el estatus de catástrofe natural. Un informe médico no hecho público señala un más que inquietante aumento de la mortalidad, sobre todo por cáncer, en varios municipios de la provincia de Cosenza durante los últimos quince años.