Última hora

Última hora

Rusia le aprieta las tuercas a Estados Unidos

Leyendo ahora:

Rusia le aprieta las tuercas a Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

La diplomacia de los misiles sigue su trayectoria. Un día después de que Estados Unidos anunciara que abandona la idea de instalar un escudo antimisiles en Europa del Este, la OTAN le ha propuesto a Moscú que participe en su estrategia de defensa global contra amenazas comunes. Léase, contra Irán y Corea del Norte. Estas eran las palabras de Anders Fogh Rasmussen:

“La colaboración entre Rusia y la OTAN no es una opción decía, sino una necesidad. Ambos tenemos una larga experiencia en materia de Defensa antimisiles. Y deberíamos aprovecharnos de ello, uniendo nuestros esfuerzos”, concluía el máximo responsable de la Alianza Atlántica. La Casa Blanca quiere además que Rusia deje de vender misiles antiaéreos a Irán. Y que se desvincule de su programa nuclear, apoyando las sanciones de la ONU contra el régimen de los ayatolás. Como gesto de buena voluntad con Washington, Moscú ha anunciado que renuncia a sus planes de desplegar una batería de misiles en Kaliningrado, frente al escudo que Estados Unidos quería instalar en Polonia. Pero nada más. Al menos por ahora. Eso sí, si Washington estuviera dispuesto a ofrecerle alguna contrapartida extra, se podría iniciar un nuevo periodo de negociaciones. “Renunciar al escudo antimisiles es un buen comienzo explicaba el primer ministro ruso, Vladimir Putin. Pero no es suficiente. Hay que poner fin a las restricciones en la transferencia de alta tecnología que nos ha impuesto Estados Unidos. Y negociar la entrada en bloque de Rusia, Bielorusia y Kazajastán en la organización Mundial del Comercio”. La maniobra del Kremlin es muy ambiciosa. Si la jugada le sale bien, Rusia se convertiría en uno de los pesos pesados de esa organización.