Última hora

Última hora

Inmigración: los Ventisiete se plantean nuevas medidas, mientras la tensión aumenta en Calais

Leyendo ahora:

Inmigración: los Ventisiete se plantean nuevas medidas, mientras la tensión aumenta en Calais

Tamaño de texto Aa Aa

Las cerca de trescientas personas refugiadas en un campo improvisado de Calais, al norte de Francia, se preguntan indignadas dónde están los países que defienden los derechos humanos. El gobierno galo va a cerrar el campamento, más conocido como “la jungla”, antes de que concluya esta semana. Este refugio temporal de quienes esperan llegar a Gran Bretaña de forma clandestina desaparecerá; pero no el problema, cometa Silvie Copyans de la asociación Salam. Según ella se necesitan “estructuras de acogida diseminadas por el litoral de Calais. El campamento de Sangatte era muy grande y no aportaba la mejor solución. Se necesitan estructuras donde puedan pasar algunos días, comer sentados, ver a un médico, recibir información sobre las condiciones de asilo. Ya que muchas de estas personas, según la Convención de Ginebra, podrían pedir asilo en Francia”.

Este lunes, los Ventisiete también han abordado en Bruselas la suerte de los inmigrantes. La mayoría de Estados está de acuerdo en adoptar un programa para acoger refugiados que sólo disfrutan de una protección temporal en países terceros, fronterizos con la Unión. El objetivo es que esas personas no caigan en las redes de los traficantes. Cada Estado recibirá cuatro mil euros por cada refugiado que acoja. El eurocomisario de Justicia e interior Jacques Barrot, insistía en las ventajas de la solidaridad al declara que Bruselas “va pedir a los Estados del Mediterráneo, que presten mucha atención con las demandas de asilo ya que vamos a ofrecer a esas personas, perspectivas de acogida en otros países”. La voz discordante la ha puesto Francia. Pide que se refuerce la agencia encargada de vigilar las fronteras exteriores para interceptar y reconducir a los inmigrantes a sus países de origen.