Última hora

Última hora

En 2025, Asia llevará la batuta del planeta

Leyendo ahora:

En 2025, Asia llevará la batuta del planeta

Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión ha patrocinado en Bruselas un ecuentro entre especialistas, una especie de zoom hacia el futuro.

Lionel Fontagné del centro de estudio e investigación en economía international de Francia puntualiza: “el polo esencial de la actividad mundial se desplazará a Asia, concretamente hacia China”. Y en la clasificación de los diez países más poblados del planeta en 2007, China cederá el primer puesto a India en 2050, la Unión Europea conservará la tercera plaza y Estados Unidos la cuarta. Rusia desaparecerá del tablero para ceder el último puesto a la República democrática del Congo. En 2050 el planeta contará con ocho mil millones de habitantes. Jean-Michel Baer, de la Comisión Europea explica que “Europa será muy minoritaria en el mundo de mañana. También la población europea será más vieja que la de otras regiones del mundo. Hay que evaluar las consecuencias en términos políticos y no observar este dato como una amenaza. El envejecimiento es una inflexión pero también una fuerza porque la transmisión de conocimientos de los mayores a los más jóvenes está garantizada”. En 2025 sólo el 6,5 por ciento de la población mundial vivirá en Europa y el treinta por ciento de la misma tendrá más de sesenta y cinco años. En el plano económico, el trío dominante hasta ahora: Estados Unidos, Europa y Japón, dejará paso al de China, India y Corea. Y la economía recuperará comba pese a la crisis actual. En todo caso, Lionel Fontagné asegura que “la riqueza va a aumentar más rápidamente que la población mundial. La talla de la economía mundial va a multiplicarse por dos, mientras que la población aumentará unicamente en un venticinco por ciento. Es una buena noticia. Pero esto ejercerá una presión considerable en los recursos. Nos encontraremos con un aumento del consumo mundial del ochenta y cinco por ciento”. Dentro de dieciseis años, si no variamos un ápice nuestra actitud, un tercio de la población estará malnutrida, y doscientos cincuenta millones de personas intentarán establecerse en los países desarrollados. A la larga lista de razones para inmigrar se sumarán las causas ecológicas.