Última hora

Última hora

La economía, uno de los ejes centrales de las elecciones en Portugal

Leyendo ahora:

La economía, uno de los ejes centrales de las elecciones en Portugal

Tamaño de texto Aa Aa

La economía es uno de los ejes centrales de los comicios portugueses. Durante los primeros meses de la crisis, Portugal parecía escaparse a sus nefastas consecuencias, pero antes del verano el gobierno socialista reconoció que el país había entrado en recesión. Sin embargo, hace apneas unos días los portugueses han recibido una noticia esperanzadora: la economía ha crecido en el segundo trimestre de 2009 un 0,3% con respecto al trimestre anterior.

Durante los últimos 30 años, Portugal ha sufrido grandes cambios. A día de hoy, alrededor del 11% de la población trabaja en el sector agrícola, que aporta un 4% al PIB nacional. La industria emplea a un tercio de la población y el sector servicios se ha convertido en un gigante que da trabajo a un 52% de los portugueses y aporta el 66% del PIB nacional. Con un producto interior bruto de 15,000 euros por persona, Portugal se encuetra en el puesto 18 de la Unión Europea. Sin embargo el país ocupa un buen lugar a nivel mundial respecto a su calidad de vida. Por esa razón, miles de turistas pasan cada verano sus vacaciones en Portugal. El sector, uno de los más importantes de la economía nacional, también ha sido golpeado por la crisis, sobre todo en el sur de Portugal. Con una caída en el sector turístico de un 2,5% y con el índice de “mortalidad empresarial” más elevado de Europa, los últimos datos del desempleo han sido catastróficos. Hasta un 25% de las empresas creadas hace menos de un año ya han cerrado sus puertas. La tasa de paro ha aumentado en el segundo trimestre de 2009 hasta un 9,1%. El PIB ha caído en un 3,7% y, en el mismo periodo, el déficit público ha aumentado hasta situarse en un 5,9%. Las exportaciones han caído un 12%, las inversiones un 14% y el consumo lo hace de forma generalizada. Con un salario mínimo de 450 euros, muchas veces en Portugal la pérdida de empleo significa pobreza. Eso es lo que ha ocurrido por ejemplo en la región de Braga. Cuna de la industria textil portuguesa, el cierre de casi 400 empresas en lo que va de año ha golpeado duramente a la población. Las autoridades han llegado a hablar de “situación de urgencia social”, algo a lo que deberá hacer frente el ganador de las elecciones legislativas.